0

meneame_share

gypsy sisters Gypsy Sisters: Uno mas uno, Mellie embarazada

Laura soltaba la bomba al final del segundo capítulo de ‘Gypsy Sisters’: “Si Mellie vomita tanto es porque está embarazada”. Esa era una opción de lo más válida, aunque si teníamos en cuenta el ritmo de bebida que lleva Mellie, la posibilidad del pedo eterno tampoco era que rondase lo imposible. Pero Mellie vomitaba estando borracha y sin estar borracha… y claro… eso ya canta.

El problema en toda esta situación es la acumulación de tensión que aparece por todos lados. Mellie está a menos de una semana de casarse y el novio aún no sabe que cuando se case serán tres en la familia. Por otra esquina tenemos a la madre de Mellie, que agüita con la madre, que ya le ha hecho la cruz al novio de Mellie por no nadar en billetes y que además tampoco quiere saber nada de Nettie, la hija mayor y hermana de Mellie, que ejerció de madre durante los nueve años que estuvo ella -la madre de ambas- en la cárcel por estafa. Nettie se tiene el cielo ganado… pero del todo. Y luego tenemos un tercer problema que surge de la misma Mellie: ahora tendrá que dejar de fumar y de beber, asumiendo además que no se siente preparada para ser madre pero igualmente diciendo que tirará adelante con todo.

Oye, pues la cosa no pinta bien del todo. La boda va a ser ya… pero ya… y tanto por parte de la novia como por la familia de la novia, ahí solo pintan bastos por todos lados. Eso puede ser una guerra. Aunque tampoco hay que suponer demasiado, ya que en el previo del tercer capítulo ya vemos a Mellie toda ella enfundada en su megavestido de novia y corriendo como una loca huyendo de la boda.

0

meneame_share

ghost mine1 Ghost Mine: Casualidades de la vida

Si cuando yo digo que la gente de Syfy los tienen muy bien puestos es por algo. Aquí sigo dando un vistazo a ‘Ghost Mine’ y estoy que no sé si cortarme las venas o dejármelas largas. Esto es más o menos como un no parar de casualidades de la vida. Para ser un segundo capítulo, esto no ha podido venir más cargadito de todo… pero hasta el punto de exagerar y saturar. La semana pasada dejé a esta gente con el abandono del minero más mayor de todos por culpa de los tommyknockers y al resto de currantes dando palos de ciego en una mina de la que no sacaban más que mierda.

Para este segundo capítulo tuvieron en cuenta toda esa mierda que sacaban de la mina, por lo que los investigadores se trajeron su propio ‘Curiosity’ para investigar la mina. El cochecito teledirigido hacía todas las piruetas del mundo, escalando por los tacos de madera y tal… una cucada… pero que andase dentro de la mina ya era otra cosa. El cochecito tenía de todo: lucecitas, cámaras, micrófonos, pegatinas chachis… de todo. Pero resultaba que la hora de andar por tanto escombro era igual que ponerle tacones a una borracha para echarla a andar por un empedrado: una risa. Cuando parecía que el bicho andaba por fin todo se apagaba. Nada de luces, ni cámaras, ni micros -las pegatinas chachis seguían ahí- y todo sin venir a cuento. Esto ya lo hemos visto como en mil películas, series y docu-realities paranormales. Solo les faltó recurrir al típico fogonazo en el que apareciera la silueta de la misma borracha que echamos a andar antes por el empedrado y que todos gritasen: “¡un fantasma!”

Pero ahí no terminaban las casualidades del segundo capítulo de ‘Ghost Mine’, todavía quedaba el remate del tomate. Los mineros recibían la visita de sus familiares -pero si acaban de empezar- y todos estaban locos de contentos. Las familias se quedaban a dormir en un hotelito del pueblo juntos con los mineros para que pudieran estar todos juntos. Muy bonito todo, si. De repente aparecía uno de los mineros en el campamento en plena noche. Allí estaban los investigadores repasando los vídeos que habían grabado con el cochecito. Resulta que en el hotel también había fantasmas. ¿También? ¡También! Menos mal que ahí estaban los investigadores con todos sus aparatos y sus cosas para terminar de cagar del susto a las familias afirmando que sí que había fantasmas y que ellos, al igual que el resto, no eran los Cazafantasmas. Como esto siga así en el tercer capítulo, sólo me va a faltar que en la mina aparezca una niña rubia tocando una tele y diciendo: “ya están aquí…”

0

meneame_share

gypsy sisters1 Gypsy Sisters: Con mamá fuera de la cárcel, todo cambia

La vida de nuestras queridas Kardashian gitanas es un no parar de sensaciones. La semana pasada os hablaba sobre Mellie, autodenominada como “la oveja negra de la familia”. Sus problemas con el alcohol y su trabajo como stripper consigue hacer que las vidas de los de su alrededor, gire siempre en torno a ella, acabando ella siendo la protagonista. Nettie, la hermana de Mellie, informó a su madre de cómo era la vida de su “hijita pequeña” durante los nueve años que había estado encerrada en la cárcel. Si, la madre de Mellie y Nettie acababa de pasar nueve años en la cárcel después de haber aparecido entre las caras más buscadas de América. Resulta que esa señora, con ese tono tan dulce y que no deja de intentar crear la paz entre las hermanas, había sido toda una reina de la estafa.

Pero lo curioso era que, una vez fuera de la cárcel, la madre de Mellie se puso a decirle que ella “no estaba todavía lista para casarse”. Vamos a ver, eso entiendo que pueda ser cuestión de costumbres, ¿no? Es tu madre y ella te ayuda a tomar la decisión correcta… pero no toma la decisión por ti. Y que sí, que Mellie está del tejado mal y no le viene mal nunca una ayudita a la hora de tomar decisiones.

Así que, por ahora, a dos semanas de la boda, no sabemos si Mellie se casará o no. Más bizarro no puede ser todo esto. La madre recién salida de la cárcel y cortando y pegando donde a ella le viene en gana… ah… y pidiendo dinero a todo el mundo. Ya que estamos, al menos, un cafelillo, ¿verdad?

0

meneame_share

ex4 EX: Maika y Pedro se hacen con los 100.000 euros

Y colorín colorado, Maika y Pedro se llevaron los 100.000€ de ‘Ex, ¿qué harías por tus hijos?’ Esta expareja han sabido crecer como ninguna dentro del programa. Maika y Pedro llegaban a Canarias dando a todos por hecho que serían de los primeros en ser expulsados, todo por lo duro de las pruebas. Pero, mira tú por dónde… las apariencias engañan. Ni Pedro es un flojeras, ni Maika se rinde a las primeras de cambio… y cada semana se fueron superando un poco más, un poco más, un poco más… hasta conseguir la victoria.

Así termina la que fue la nueva apuesta de Telecinco para este año. Un reality que, por culpa de un mal enfoque, ha terminado con unos datos de audiencia de lo más desesperantes. No termino de entender si lo que para mí es una buena producción, para el resto del mundo es aburrido. Personalmente, no podía tragar con los momentos del plató. ¿Qué pintaba un plató con famosillos venidos a menos cuando lo que de verdad interesaba estaba pasando en otro lado? Entonces la cadena, harta de los malos datos, mandó a pasear el plató y dejó sólo los vídeos de cómo iba transcurriendo todo en Canarias.

No sé para vosotros, pero para mí fue en ese momento cuando el programa tomó la forma adecuada. Las situaciones que vivían las exparejas daban argumentos de sobra para mantener el ritmo del programa. Las caracteres tan diferentes, la convivencia de las exparejas, tanto entre ellos como con los demás, creaban situaciones realmente geniales y que muchos hemos vivido ya, no pudiendo evitar el hecho de comparar las vivencias. Pero ‘EX’ no funcionó. España mía… ¿quién carajo te entiende?

0

meneame_share
geordie shore1 Geordie Shore: ¡Más Girl Power que nunca!

Mientras Holly se agencia a Kyle para los ratos de aburrimiento, Marnie pasa de Gaz para ir a por el cuello de Aaron… ¡y olé!

No me da miedo repetirme cuando lo que voy a volver a decir es que ha merecido la pena la espera para esta octava temporada de ‘Geordie Shore’. Han sido demasiados capítulos girando en torno a lo mismo: chicas que se creían enamoradas y que perdían las bragas -literalmente- por el pringado de turno. Pero esta octava temporada está demostrando que los años no pasan por pasar… ¡algo tienen que avanzar esos cerebros inundados de vodka!

De las pocas cosas buenas que tiene la calle es que, o te curtes a base de hostias, o acabas ahogado en el primer charco con el que te tropieces. Y, creedme, que vivir pegado a una cámara de televisión no les exime de problemas. Así que las chicas han preferido cambiar las tornas en la casa de ‘Geordie Shore’ y hacer lo que les salga de la brenca cuando quieran. ¿Que les apetece un frotis con fulanito? ¡Frotis! Que se hartaron de fulanito y ahora prefieren el mismo frotis con el mejor amigo de fulanito? ¡Frotis! Total… el problema lo van a tener ellos y no ellas.

Ya vale de tanto machismo en esta jodida juventud. ¿Cómo puede ser posible que hoy en día, año 2014, un chico se un machazo por acostarse con tres tías a la vez y que una chica sea una puta por sólo tontear con dos amigos? Chicas del mundo, cuando os insulten los cuatro subnormales de turno, acercaos y meterles unas bragas en la boca para que se callen, pero que no sean las que llevéis puestas porque si no acabaremos teniendo una pajarraca de las gordas. Acordaos de llevar siempre unas braguitas en el bolso, viejas, feas y muy usadas, que como tapa-bocas van de lujo. Haced lo que os dé la gana con quien os dé la gana.